Translate

martes, 12 de noviembre de 2013

Tartaletas de crema y mandarina

El otro día me puse a hacer una mermelada de mandarina para unas madalenas (quedaron muy buenas, os debo la receta de las madalenas y de la mermelada) y como me sobró bastante pues pensé en realizar esta receta, vosotros podéis usar una comprada de mandarina o de naranja. Para hacer las tartaletas varié un poco la receta de "Cápsulas de masa" que viene en el libro "Cupcakes" de Marcela Capó del cuál ya os he hablado otras veces.
Tartaletas
Ingredientes
* 88 g. de harina
* 38 g. de mantequilla a temperatura ambiente.
* 10 g. de azúcar glas.
* 1 cucharada de esencia de vainilla.

Mezclamos la mantequilla con la harina,  añadimos el azúcar y la esencia de vainilla. Amasamos todo bien hasta obtener una masa homogénea y la dejamos reposar una hora en el frigorífico.

Mientras reposa la masa, hacemos la crema pastelera.

Ingredientes:
* 2 yemas de huevo.
* 60g. de azúcar molida.
* 25g. de harina de maíz.
* 1/4 de litro de leche.
* 1 y 1/3 cucharada de esencia de vainilla.

Mezclamos las yemas de huevo, el azúcar y la harina hasta obtener una crema. Por otro lado, calentamos bien la leche pero sin que llegue a hervir y se la incorporamos poco a poco a la crema anterior. Lo llevamos a fuego lento y lo ponemos a cocer sin dejar de remover de forma continúa durante 5 minutos o hasta alcanzar la espesura deseada. Retiramos la crema del fuego, le añadimos la esencia de vainilla y la dejamos enfriar antes de usarla.

Una vez que ha estado una hora la masa en el frigorífico, la sacamos y la estiramos sobre una superficie enharinada, cuanto más fina la dejemos mejor. Enharinamos un poco una bandeja para hacer madalenas, cortamos un cuadrado de la masa y recubrimos un hueco de la bandeja, procurando que la masa quede lo más fina posible, recortamos los bordes que sobresalgan, así con todos. Precalentamos el hornos a 160º con aire. Para evitar que la masa de las tartaletas suba les ponemos encima garbanzos crudos. Las horneamos durante 40 minutos.
Una vez que ya estén frías las tartaletas las rellenamos con la crema pastelera. Yo me he ayudado de un untador para aplanar un poco la crema. Por último ponemos por encima la mermelada de mandarina.
Estas tartaletas están más buenas si se dejan reposar en el frigorífico y se toman de un día para otro.