Translate

domingo, 10 de marzo de 2013

Mariquitas Red Velvet

He decidido empezar mi blog con esta receta "Mariquitas Red Velvet", de sabor están bueníííísimas y con respecto al aspecto creo que me han quedado muy monas  (baja modesto que ya subo yo :p ) .
Las madalenas son tipo Red Velvet (Terciopelo Rojo), cuya receta he sacado del libro "Objetivo: Cupcake Perfecto" de Alma Obregón  y la idea de hacerlas con forma de mariquitas se me ocurrió a mi un día que estaba inspirada.

Una cosa, tened en cuenta que en las recetas cuando hablo de cucharadita o cucharada NO me estoy refiriendo a una cuchara de café o de sopa, me refiero a las cucharas que utilizan los americanos para cocinar, hoy en día son muy fáciles de encontrar en las grandes superficies.

Ahora sí, empecemos:

Para las madalenas:
Ingredientes:
* 60 ml de aceite de oliva suave
* 160 g. de azúcar
* 1 huevo
* 1 cucharada de cacao sin azúcar (yo he usado el chocolate a la taza de Amalia que es el que tenía en casa)
* 1'5 cucharaditas de extracto de vainilla
* 125 ml de leche (yo usé leche desnatada aunque en el libro pone semidesnatada)
* 1 cucharadita de zumo de limón
* 150 g. de harina
* 0'5 cucharadita de bicarbonato de soda
* 1 cucharadita de vinagre blanco.


Añadimos el zumo de limón a la leche y lo dejamos reposar al menos 5 minutos. Tamizamos en un bol aparte la harina con el cacao. Por otro lado batimos el aceite con el azúcar y cuando estén bien mezclado, añadimos sin dejar de batir el huevo y la vainilla. Batiendo a baja velocidad y de forma alterna añadimos la harina con el cacao y la leche con el limón. En un vaso disolvemos el bicarbonato en el vinagre y lo echamos, una vez que la mezcla sea homogénea echamos el colorante.

Antes de rellenar las cápsulas encendemos el horno para que se vaya precalentando, poniéndolo a 160 º (si es con aire) o a 180º (sin aire) con calor arriba y abajo. Las cápsulas las rellenamos 2/3 y las metemos en el horno a media altura entre 20 y 25 minutos (para comprobar si están hechas solamente hay que pincharlas con un palo de brocheta y si sale limpio es que ya están, eso sí NUNCA, NUNCA, NUNCA se os ocurra abrir el horno por lo menos antes de que pasen 15 minutos desde que metísteis las madalenas si lo abrís antes de 15 minutos fijo que se os bajan o no suben).

A mi me salieron unas 15 madalenas.

Dejamos que se enfríen las madalenas primero un poquito dentro del molde, luego las sacamos del molde y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras se enfrían podemos ir tiñendo el fondat con colorante en pasta rojo si resulta que el fondat que tenemos es de color blanco, si es de color rojo pues nos entetemos con otras cosas.

Cuando ya están frías las madalenas les cortamos el copete con un cuchillo de sierra para dejarlas planas.


Ahora empezamos con la parte del fondat.

Para aplanar el fondat con el rodillo yo lo que hago (porque no tengo una tabla de gomaeva o foami de las que suelen usar los profesionales) es coger una bolsa de las de congerlar, la abro con las tijeras de tal forma que obtengo dos hojas de plástico (no vale usar el papel film porque se queda hecho un higo). Pongo una de las hojas en la mesa, encima pongo el fondat  y lo tapo con la otra hoja de la bolsa y voy aplanando con el rodillo.
 Hay que tener en cuenta que al hacerlo de esta forma cuando empiezas a aplanar el fondat y la hoja de plástico de abajo se arrugan, lo que hago es aplanar por un lado, darle la vuelta, levantar la hoja de plástico, volver a ponerla y aplanar, así unas cuantas veces hasta que el grosor del fondat sea fino. Ahora hacemos los círculos rojos sin levantar las hojas de plástico. Como no tengo cortador redondo pues he utilizado un vaso de vino porque he comprobado que más o menos tenía el mismo diámetro que mis madalenas, primero he marcado los círculos y después les he cortado un poquito también con el vaso para convertirlos en esa especie de medias lunas que son las alas.

Yo voy guardando las alas en una bolsa de plástico y la cierro con una pinza para evitar que le de mucho el aire al fondat y se ponga duro. En la foto veréis que lo que guardo son los círculos sin convertirlos en medias lunas, eso es porque soy un poco ceporra y se me había olvidado cortarlos en medias lunas :P


Lo siguiente que hice fue derretir chocolate con bastante mantequilla para que cuando bañe las madalenas el chocolate se enfríe pero que se pueda partir fácilmente, vamos que si no ponemos mantequilla bañar las madalenas va a ser muy difícil y cuando se enfríe el chocolate se va a quedar más duro que una piedra lo digo por experiencia propia.

Ahora vamos bañando la capa superior de las madalenas, un truco para mantener líquido el chocolate durante el tiempo que bañamos las madalenas y no tengamos que volverlo a deshacer es calentar agua en un bol y meter el vaso con el chocolate dentro del bol. Cada vez que bañamos una madalena le ponemos rápidamente su capa de fondat.


Con un cuchillo finito (tipo puntilla) o con esta esteca
 hacemos una línea en medio del fondat para simular las dos alas.
 
 Los círculos de las alas los he hecho con chocolate y utilizando este aparatejo tan guay que me regalaron 
 pero vamos que si no teneis ninguna manga pastelera a mano siempre podéis utilizar un bolsa de plástico de las de congelar y cortarle un piquito.

Para los ojos hice bolitas con el fondat blanco, las aplasté un poquito, las pegué a las mariquitas con un poquito de chocolate.




Luego les pinté los puntitos de los ojos con chocolate utilizando otra boquilla más pequeñita de mi aparatejo guays y a cada mariquita les pinté los ojos de distinta manera XD.


Espero que os haya gustado la receta, si no entendéis algo o tenéis algún problema decírmelo y os lo intentaré solucionar.

Muchos besetes.